El comercio exterior de sudamérica

Comercio Exterior


El comercio exterior representa un elemento clave en el crecimiento económico de América del Sur. Para acelerar el proceso de industrialización son necesarias las importaciones esenciales, en particular el capital y los bienes intermedios básicos. Un problema importante ha sido que las exportaciones y el financiamiento externo neto no han generado suficientes ingresos para pagar esas importaciones. A pesar de los aumentos en el comercio, la participación de América del Sur en el comercio mundial se ha mantenido pequeña, principalmente porque el volumen del comercio entre los principales países industrializados ha crecido a un ritmo aún más rápido.


Las principales exportaciones de América del Sur, en términos de valor, son en su mayoría productos primarios, que incluyen productos alimenticios y vegetales, combustibles y materias primas. Dentro del primer grupo, los productos más importantes son el azúcar, el banano, el cacao, el café, el tabaco, la carne de res, el maíz y el trigo. El petróleo, el gas natural y los productos del petróleo dominan el segundo grupo, mientras que el aceite de linaza, algodón, pieles de ganado, harina de pescado, lana, cobre, estaño, mineral de hierro, plomo y zinc encabezan el tercer grupo. Los productos manufacturados de América del Sur también han tenido acceso a los mercados mundiales. Brasil se ha convertido en un proveedor importante de armamentos en todo el mundo, así como en un exportador de, entre otros productos, vehículos de pequeño tamaño y calzado. Varios otros países, como Ecuador, Uruguay, Argentina, Colombia y Chile, también aumentaron sus exportaciones no tradicionales a fines del siglo XX y comienzos del XXI. Más de una cuarta parte de estas exportaciones se envían a los Estados Unidos, otra quinta parte a Europa occidental y un porcentaje aún menor al resto de América del Sur.

Desde la década de 1970, el movimiento ilícito de drogas, particularmente cocaína, que se realiza principalmente desde Perú, Bolivia y Colombia, ha aumentado enormemente el valor de las exportaciones de la región, a pesar de los esfuerzos internacionales de interdicción. A principios de la década de 2000, el volumen de tráfico de cocaína aumentó significativamente en Venezuela, sirviendo de conducto para otras regiones del mundo.


Casi las tres cuartas partes de las importaciones de América del Sur consisten en maquinaria, vehículos y partes, productos químicos y productos farmacéuticos, papel y cartón, productos textiles y otros productos manufacturados. Aproximadamente una cuarta parte de las importaciones totales de América del Sur provienen de los Estados Unidos, una séptima proviene de Europa occidental y otra séptima parte se origina en América del Sur. En general, el sector de comercio exterior de América del Sur ha tardado en diversificarse; depende en gran medida de las importaciones para el suministro interno de bienes industriales y sufre un desequilibrio en el comercio con los países industrializados.


(0 votes)