El Emporiae (Ampurias) como ciudad romana

Ciudad romana
Durante la Segunda Guerra Púnica, los romanos conquistaron Cataluña por primera vez. Emporion, capturado en 218, era una de sus bases militares: a partir de aquí, los romanos podrían cortar las líneas de comunicación de Hannibal. Más tarde, Tarraco y Cartago Nova se agregaron a las posesiones romanas, seguidas por la conquista de Andalucía.


Cuando las tribus locales se sublevaron a comienzos del siglo II, los romanos enviaron a Marcus Porcius Cato para restablecer el orden, y después de 195, se construyó un gran asentamiento militar sobre el sitio de Indikê. Esto se convirtió en el centro de la parte romana de lo que ahora se conocía como Emporiae; el plural era necesario porque ahora había dos ciudades juntas. Las tumbas de los soldados, encontradas en la necrópolis de Les Corts, están llenas de productos italianos.


Si, por ejemplo, una legión estaba estacionada en Indikê, había cerca de 4.000 hombres viviendo allí, que recibieron una paga, que tuvieron que gastar en algún lado. Esto creó una demanda sustancial y creó oportunidades de negocios para los napolitanos. El puerto se expandió y se agregó un embarcadero al este. Las ganancias se invirtieron en nuevas paredes, una nueva fase de construcción del Asclepium, un templo de Isis y Serapis, una gran cisterna pública, una fábrica de salazón y la plaza del mercado con sus stoa se construyeron en el siglo II. La lujosa Peristyle House y varias mansiones similares entre los asentamientos griegos civil y romano pudieron haber sido las residencias de mercaderes adinerados y ex oficiales que habían decidido quedarse.


La base militar fue desmantelada a fines del siglo II y el siglo I, y se construyó una nueva ciudad civil. Tenía la forma de un rectángulo largo, no muy diferente de Cáceres, una ciudad española en Extremadura que también se fundó para reemplazar un asentamiento militar anterior. La nueva ciudad midió aproximadamente 22½ hectáreas, que no es muy grande. Esto puede haber sido parte del proyecto más grande, iniciado en 118, para desarrollar el área entre las desembocaduras del Ebro y el Ródano, que se conoce como Vía Domitia.


En el año 45 a. EC, Julio César refundó a Emporiae. Llegaron nuevos colonos y la ciudad hermana recibió una sola pared. El foro en la parte romana de la ciudad se reorganizó y se agregaron nuevos templos al santuario principal, que se convirtió en un santuario para el culto imperial. Solo se ha excavado una parte de la ciudad refundada, pero se pueden reconocer varios monumentos: excepto el foro, la carretera principal (cardo), el anfiteatro, una palaestra, una casa de baños, la muralla de la ciudad y varias mansiones con espléndidos mosaicos.

El anfiteatro y la palaestra se pueden fechar después de c.50 CE. No son muy grandes: aunque la arena mide 75x44 metros, no había más de 3300 asientos, lo que sugiere que el plan inicial fue reemplazado en algún momento por un diseño más modesto. Esto encaja con la idea de que, después de, digamos, 70, hubo una crisis de la que Emporiae sufrió mucho.

 


(0 votes)