Todo sobre la Cleptomanía

La cleptomanía es una condición caracterizada por una necesidad irresistible de robar. Las personas robarán artículos que no necesitan, que podrían comprar, o que tienen poco o ningún valor monetario. Las personas con cleptomanía experimentan una tensión que se alivia al cometer el robo.

La cleptomanía a menudo surge en algún momento durante la adolescencia y aparece más comúnmente en mujeres que en hombres. Debido a que el robo es ilegal, este trastorno puede llevar a consecuencias legales significativas. Las personas con cleptomanía pueden enfrentar arrestos, juicios y encarcelamientos como resultado de sus síntomas. Un estudio de pacientes clínicos encontró que más del 68 por ciento de los que tenían cleptomanía habían sido arrestados por robo. Un poco más del 20 por ciento de estos pacientes habían sido condenados y encarcelados por sus delitos.


Algunos de los síntomas clave de la cleptomanía incluyen:

  • Un fallo repetido para resistir el impulso de robar.
  • Robo de artículos sin valor o que uno no necesita.
  • Sentimientos de alivio o placer durante el robo.

Es importante tener en cuenta que la cleptomanía no implica robo para beneficio personal. Las personas con esta condición no están robando cosas por un incentivo financiero o porque codician los artículos que toman. Estos robos tampoco están relacionados con no poder pagar los artículos en cuestión. En muchos casos, los elementos en sí pueden tener poco o ningún valor monetario.

La cleptomanía se distingue de los robos en tiendas normales porque los ladrones suelen planear sus robos y realizar este comportamiento para adquirir los artículos que desean pero que no pueden pagar. Los individuos con cleptomanía, por otro lado, roban espontáneamente para aliviar la tensión que continúa aumentando si no actúan.


Para diagnosticar la cleptomanía, primero debe establecerse que los síntomas no pueden explicarse mejor por otra condición psiquiátrica como el trastorno de conducta o el trastorno de personalidad antisocial.

La cleptomanía suele ser diagnosticada por un médico o profesional de salud mental. Debido a que la cleptomanía comúnmente ocurre con otras afecciones, como trastornos de la alimentación, abuso de sustancias y alcohol, y trastornos de ansiedad, a menudo se diagnostica cuando las personas son derivadas a un médico por sus síntomas psiquiátricos comórbidos. El diagnóstico también puede ocurrir si los síntomas de la cleptomanía han conducido a una detención por robo.


(0 votes)