Picasso, el creador incansable

Su precocidad debe atribuirse a las enseñanzas de su padre, profesor de Bellas Artes. Picasso estudiaría también Bellas Artes, destacando pronto como un alumno muy brillante. Entre Barcelona y Madrid, Picasso hizo su primera exposición individual con diecinueve años, momento en que también logra un contrato con un marchante catalán, que le ofrece ya una asignación mensual por toda su producción anual. Es por entonces cuando inicia su periodo azul, así llamado por el color dominante en sus telas.

Llevado por una fuerte capacidad de trabajo, su dominio de la pintura en su faceta más clásica es patente ya por entonces. El genio Picasso se ve impulsado a dar un nuevo salto  y se adentra en el cubismo. El punto de partida de esta nueva etapa es una obra maestra, Las señoritas de Avignon, que tumba todas las convenciones de siglos de arte realista.

Fue mal recibida y peor comprendida; la aceptación del cubismo, movimiento que a la posteridad lo ha elevado a un hito en la Historia del Arte.

Su relación con las mujeres nunca fue sencilla y en su obra reflejó tanto la inspiración como las tensiones que padecia con ellas. Esta tensión fue manifiesta sobre todo a partir de los problemas conyugales con su esposa venidos de su relación paralela con una chica francesa que, con sólo diecisiete años, se convirtió en su amante y que durante ocho años sería su modelo para sensuales representaciones de la belleza y el cuerpo femenino. De sus sucesivos amoríos, Picasso tendría un total de cinco hijos.

Ya en los años 30, Picasso lograría su mayor reconocimiento mundial con una obra de encargo. Fue El Guernica, producto de una solicitud del gobierno de la Segunda República para exhibir internacionalmente el apoyo del artista a su causa durante la Guerra Civil.

Pintó un enorme tríptico lleno de figuras simbólicas que es considerado un hito final del surrealismo, además de una metáfora de los desastres de la guerra con la que Picasso actualizó el mensaje de Goya un siglo antes, adaptándolo a las guerras masivas del siglo 20.

Picasso vivió 91 años y se dice que continuó trabajando hasta el día de su muerte.

(0 votes)

Ítems Relacionados