La Maravillosa Estatua de la Libertad

En 1874, Bartholdi, un famoso escultor francés fue llamado por Edouard de Laboulaye, un pensador político para el  diseño de una estatua conmemorativa que se simbolizara la relacion armoniosa entre Estados Unidos y Francia. Este pensador quería fuertes conexiones entre Francia y Estados Unidos y creia que Francia podría aprender de las derrotas y triunfos de los Estados Unidos. La estatua de la libertad fue un regalo de la gente del país de Francia para celebrar el Centenario de América.

Durante este tiempo, Bartholdi no era nuevo para el diseño de este tipo de estatuas ya que el  diseñó El León de Belford en Francia hecha de piedra arenisca roja. Él también habia creado la Fuente de Bartholdi en Washington, DC y la Estatua de marqués de Lafayette, en Nueva York.

Bartholdi se unió a nueve contratistas en el diseño y la construcción de la estatua. Los hombres también fueron parte del mismo equipo que una vez diseñado famosa de Francia "Torre Eiffel".

Una historia llena de problemas económicos y con soluciones diversas (alianzas, donaciones, loterías); una estatua que viajó, guardada en 214 cajas, en barco desde París y lo más curioso, pudo haber sido levantada en otra ciudad, pero que, gracias a la ayuda de Joseph Pulitzer, se quedó en Nueva York, representando el puro sentimiento estadounidense: la libertad.

La idea inicial de este obsequio viene de 1866 pero el trabajo debía estar terminado en 1876, fecha del centenario de la independencia estadounidense; sin embargo, esto nunca fue posible y hubo que esperar hasta 1886, 10 años después, para ver la inauguración de la estatua.

En junio de 1884, tras 14 intensos años llenos de retrasos y problemas, la estatua se terminó. El plan original era desmontarla en cuanto estuviese completada y enviarla a los Estados Unidos, donde sería instalada encima de un pedestal en la Isla de Bedloe.

En septiembre de 1884 las obras habían cesado por falta de fondos y todavía eran necesarios 100.000$ más para terminar. Como el dinero no aparecía por ninguna parte Boston, Cleveland, Filadelfia, y San Francisco comenzaron a competir para traer la Estatua de Libertad a sus ciudades.

Fue entonces cuando surgio la figura de Joseph Pulitzer, director del periódico New York World, y uno de las personas más importantes de la época. Durante más de cinco meses,  Pulitzer pidió a sus lectores día tras día que enviaran lo que pudieran. Ningún lector era demasiado humilde, ninguna donación demasiado pequeña, cada persona que ayudara seria nombrada  en el periódico. Para el  11 de agosto de 1885 se habían recaudado 120.000$. Finalmente la estatua viajaría a Nueva York.

Para transportarla se hizo necesario desarmar la estatua.  La estatua, fue enviada a Rouen en tren y bajó por el Río Sena en barco, antes de su llegada al puerto.  El monumento llegó a Nueva York el 17 de junio de 1886, a bordo de una fragata francesa y recibió una bienvenida triunfal. Para hacer posible la travesía del Atlántico, la estatua fue desarmada en 350 piezas, divididas en 214 cajas, 36 de las cuales fueron reservadas para las tuercas, los remaches y los pernos necesarios para la ensambladura.

El  brazo derecho y su llama estaban ya presentes en suelo estadounidense, donde habían sido expuestos en la Exposición del Centenario de Filadelfia y luego en Nueva York. El monumento completo se armo en tan solo cuatro meses.

El 28 de octubre de 1886, la Estatua de la Libertad fue inaugurada en Nueva York por su creador, el día fue declarado festivo y más de un millón de personas salieron a las calles de Nueva York para celebrarlo. El puerto de Nueva York estuvo repleto de barcos de todos los tamaños que no quisieron perderse el acontecimiento. Al acto asistieron dignatarios de ambos países. . Por parte de Francia asistió su embajador.

La Estatua está recubierta por laminas de bronce, un material que en contacto con la lluvia ácida , fue creando una capa de oxido que le otorga ese color azul-verdoso tan característico. Antes de este proceso de oxidación, el color original de la Estatua de la Libertad era un brillante color marrón rojizo.

La estatua tiene 93 m de altura desde la base del pedestal a la antorcha y pesa casi 500 kilos. Cuando se erigió en 1886, fue la estructura de hierro más alta del mundo. Las sandalias de la Estatua de la Libertad tienen 7 metros y medio de longitud, y su cintura mide 11 metros.

(0 votes)