Clasificación de los animales.

En la tierra existe una gran cantidad de seres vivos distintos. Para poder estudiarlos hace falta ordenarlos y clasificarlos. La taxonomía es la rama de la biología que se encarga de dar nombre a los seres vivos y de su clasificación. Los animales, como el resto de organismos, se clasifican según la especie y las categorías más amplias que se forman agrupando especies cercanas

(géneros, familias, órdenes, etc).

 

Clasificación de los animales.

Los animales se pueden clasificar atendiendo a distintos criterios. Un criterio morfológico utilizado tradicionalmente es la presencia o ausencia de columna vertebral; en este caso los animales se dividen en:

Invertebrados: sin columna vertebral.

Vertebrados: con columna vertebral.

Otro criterio, más aceptado científicamente pero menos intuitivo, se basa en el tipo de la simetría del cuerpo de los animales. Según este criterio, los animales se dividen en:

Radiados, con simetría radial;

Bilaterales, con simetría bilateral.

Éstos, a su vez, se pueden diferenciar en protóstomos y deuteróstomo, según si su primera abertura embrionaria se convierte en la boca o en el ano del animal adulto.

Mas del 90% de los animales son invertebrados: acuáticos, terrestres y aéreos. A partir de los peces, que fueron los primeros en aparecer, se desarrolló el resto de los vertebrados, que lograron colonizar el medio terrestre y el aéreo.

 

Vertebrados.

Los anfibios fueron los primeros seres vertebrados que vivieron en medio terrestre. En la actualidad, los vertebrados sólo representan un bajo porcentaje del reino animal. A medida que crecen, se desarrolla también su esqueleto.

Sus cuerpos tienen forma alargada y poseen una médula espinal paralela al eje mayor del cuerpo. En la mayoría, el cerebro está protegido por el cráneo.

Los vertebrados se dividen en: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. El esqueleto de las aves es muy liviano y por eso pueden volar. El de los peces es además flexible, para permitirles desplazarse por el agua. Tanto los mamíferos como las aves evolucionaron a partir de los reptiles. Los anfibios, vertebrados de cuatro patas, respiran por los pulmones y a través de su húmeda piel; dependen del agua, al menos para la reproducción. En cambio, los reptiles ponen huevos con cáscara, lo que les permite vivir en medios totalmente secos. Los mamíferos, gracias a su esqueleto, caminan erguidos sobre sus patas.

 

Invertebrados.

Los animales invertebrados carecen de columna vertebral. Los principales tipos de animales invertebrados son: esponjas, cnidarios, platelmintos, moluscos, anélidos, equinodermos y artrópodos (insectos, crustáceos y arácnidos).

Aunque muchos son microscópicos, algunos pueden alcanzar grandes tamaños. Es el caso del calamar gigante, que puede llegar a tener casi 20 metros de longitud. Aunque no lo parezca a simple vista, los invertebrados también ojos, cabeza, patas y cola. Se trata de invertebrados avanzados. En cambio, los simples, como las esponjas, no cumplen esta regla y poseen un cuerpo más sencillo, tanto externa como internamente.

(0 votes)