Todo sobre el Color

El color es una sensación que producen los rayos luminosos en los órganos visuales y que es interpretada en el cerebro.

Los cuerpos iluminados absorben parte de las ondas electromagnéticas y reflejan las restantes. Dichas ondas son captadas por el ojo e  interpretadas por el cerebro. En condiciones de poca luz, el ser humano sólo puede ver en blanco y negro.

El color blanco es el resultado de la superposición de todos los colores. El color negro es lo contrario y se define como la ausencia de color. Cabe destacar que se conoce como colores primarios a aquellos que no pueden obtenerse a partir de la mezcla de otros colores.

Existen varios tipos de colores. Podemos hablar de dos grandes grupos : los cálidos y los fríos.

En la primera categoría se incluirían el rojo, el amarillo, el naranja, el escarlata y el verde limón. Se trata de colores que trasmiten positividad y que dan sensación de alegría, de diversión, de calor.

En el segundo grupo, los fríos, se encuentran  colores tales como el azul, el violeta, el verde y el blanco, aunque este último no se considere un color como tal. Serenidad, sentimentalismo y frío son lo que trasmiten estos tonos.

Es interesante resaltar que existe una enfermedad que hace que quien la padezca tenga problemas para diferenciar los colores, concretamente el rojo, el verde y el azul. Se trata del daltonismo.

Fue el físico Isaac Newton quien formulo la teoría del color al descubrir en su laboratorio que la mezcla de luces da como resultado más luz y claridad. Newton descompuso la luz blanca en los 6 colores del espectro utilizando un prisma.

Los colores complementarios se ubican en la rueda de colores uno frente a otro. Un color primario es complementario a un color secundario. Los complementarios son colores de contraste extremo y cuando los mezclamos  obtenemos colores muy brillantes. Cuando mezclamos un color con su respectivo complementario obtenemos un color neutralizado como grises o  colores tierra.

Cuando aplicamos los “brillos” logramos conseguir realismo y volumen a nuestros objetos. Al igual que en las sombras los brillos presentan en su interior un color más intenso y en los bordes un color que se va difuminando.

Siempre que se aclara un color con blanco o se oscurece con negro se le resta saturación. Para conservar su saturación hay que mezclarlos con pequeñas cantidades de otro color, Los verdes se aclaran con amarillos y se oscurecen con azul; el rojo aclarado con blanco se convierte en rosado, mientras que con amarillo adquiere un matiz anaranjado, etc. Otros colores como el amarillo solo pueden aclararse con blanco y nunca oscurecerse con negro para desvirtuar su tono.

(0 votes)